Zoe y su amor de manicomio

Zoe es una bomba de relojería. Ha nacido una estrella para los Realitys, el Vasile debe estar frotándose las manos, cuanto tiempo sin ver alguien tan desquiziadamente adorable. Ella no es impulsiva, no es transparente, es lo siguiente de lo siguiente. Hace lo que siente al momento, si siente que no puede vivir un segundo sin su amor se desespera, llora, pero no una hora un día entero con la noche entera.

Zoe y su amor de manicomio

Su estancia en la Villa comenzó de forma desgarrada, todo el día llorando y sin poder aguantar su ausencia, solo pide y suplica irse de ahí porque eso no lo va a aguantar.
El drama comenzó cuando Sandra Barneda se presentó para un visionado de emergencia para mostrar las cosas que habían pasado en Villa Playa.
Cuando Zoe vio el video se desató la tragedia “Yo me quiero ir de aquí Sandra, esto no lo voy a aguantar, las chicas me dicen pasátelo bien y yo me subo a mi cuarto a llorar porque no estoy cómoda, no lo puedo aguantar y éste a la primera de cambio suelta el comentario que si la tía esa llega a presentarse como pretendienta que sería ella la que estaría aquí y yo allí, esto son los tipos de comentarios en los que siento que a mí no me respeta, se piensa que con esa actitud se va a comer el mundo y está muy equivocado, con eso lo que va a conseguir es perderme y quedarse solo”




Ya hemos visto a Zoe en el lado dramático, ella fiel a sus extremos nos muestra que en el fiestero es la pu** ama.
En la fiesta de disfraces Zoe decidió darse una oportunidad y ella misma se dio el toque de salida saltando emocionada diciendo a gritos: “Bravo me lo estoy empezando a pasar bien”, ni ella se lo creía pero a partir de entonces Zoe se convirtió en la Reina de la Fiesta. “Hasta ahora ha sido la Villa de las Penurias, pero ya estoy mejor, cada vez soy más yo misma” … tanto es así que cuando sonaba la alarma en la fiesta era la primera en celebrarlo y jalearlo como si hubieran metido un gol. “Oeoeoeoeoeoeoeoeoe … ARRIBA, ABAJO …..” invitando a todos a que participen como si fuera un acontecimiento de jarana máxima.

zoe3


Zoe y su amor de manicomio

Zoe lo dio todo y los chicos encantados de su alegría al bailar le tiraban agua mientras ella le daba al twerking a toda velocidad

Zoe y su amor de manicomio

Eso si, después de las fiestas quedan las bestias, y a la bestia le tocaba enfrentarse a su primera hoguera, os podéis imaginar …

EL BESO DE ALEJANDRO Y SABELA

alvaro-sabela-beso-apasionado

SIGUIENTE