Igor de GH 14 ha sido imputado por estafa

Habla la mujer que supuestamente estafó Igor, cogiendo sus datos de la tarjeta bancaria. La mujer dice que no acudió a ningún servicio de prostitución. Que Igor y ella se conocieron por una página de contactos y quedaron para intimar y fue ahí cuando en un descuido le sustrajo la numeración de la Visa y algo de dinero que llevaba en el bolso.

Igor de GH 14 ha sido imputado por estafa mientras ejercía la prostitución

Igor-gh14-estafa

El ex concursante de Gran Hermano, fue contratado por una mujer para que prestara un servicio sexual,  Igor obtuvo de manera totalmente ilícita la numeración de una tarjeta de crédito de la víctima, con la que más tarde realizó diversas apuestas ‘online’, según informan los diarios de [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE].

Los hechos se remontan a diciembre del pasado año cuando una mujer, a través de una página web de contactos para adultos, demandó los servicios de Igor Basurko para mantener una relación de carácter sexual, según medios jurídicos. El encuentro se mantuvo en una vivienda del barrio donostiarra de Amara y se prolongó durante aproximadamente dos horas.

[one_half]
[/one_half][one_half_last]igor-gh14-denucia-imputado[/one_half_last]

La revista Vertele cuenta que, según se deduce de la investigación que llevó a cabo la Guardia Municipal de San Sebastián, el concursante, presuntamente, podría haber revisado los efectos personales de la mujer con el propósito de hacerse con dinero y algunas tarjetas de crédito. Para ello, aprovechó un momento en el que la víctima del engaño no se hallaba en la dependencia en la que había depositado sus enseres, entre ellos un bolso, de donde se habría apropiado momentáneamente de la tarjeta Visa de la mujer y habría anotado la numeración de la misma, gracias a la cual podría realizar cualquier operación a través de la red. Asimismo, el sospechoso hurtó veinte euros que había en la cartera.

La cliente no se percató de ninguna de estas circunstancias y ambos se despidieron sin otro particular. No fue hasta que transcurrió un tiempo cuando la mujer descubrió que le habían sido cargados en su cuenta diversas cantidades de dinero por operaciones que ella no había autorizado. Las imposiciones económicas provenían de la firma de apuestas por internet EKSA y ascendían a cerca de tres mil euros.

Los hechos fueron puestos en conocimiento de la Guardia Municipal de San Sebastián, cuya Unidad de Investigación de Delitos llevó a cabo las oportunas indagaciones. Las fuentes jurídicas señaladas indicaron que a través de la empresa de apuestas se pudo determinar desde qué terminal se efectuaron las apuestas. De esta manera, se estableció que las operaciones se cumplimentaron a través de dos direcciones IP distintas.

La Guardia Muncipal donostiarra, al objeto de conocer si ambas direcciones pertenecía a una misma persona, llevaron a cabo nuevas averiguaciones. Los resultados fueron concluyentes: las dos IP eran de Igor Basurko.

(1862) Lecturas